Análisis de Marvel vs. Capcom 3 para Xbox 360 parte 2

Tema en 'Reviews de Usuarios' comenzado por diegoorlando, 5 Mar 2013.

  1. diegoorlando

    diegoorlando Moderator Miembro del Equipo Moderador Staff

    Se incorporó:
    14 Sep 2012
    Mensajes:
    424
    Me gusta recibidos:
    27
    Accesible para los nuevos y los menos habituados, profundo para los más expertos

    El control es sencillo: ataque débil, medio, fuerte y especial, más los dos botones R y L para llamar a nuestros compañeros, ya sea para darnos el relevo o para realizar un ataque. Antes de elegir a nuestros personajes tendremos que elegir el sistema de control, entre normal o simple –aunque se puede desactivar en el menú de opciones-. Con este último realizamos ataques especiales pulsando un solo botón, y la verdad es que no le vemos la gracia, ni para jugadores no muy habituados, ya que los golpes que nos facilitan con una sola pulsación son los más sencillos, que cualquiera y casi sin querer podrá realizar, así que el único sentido que le vemos es para jugadores que jamás hayan probado un juego de lucha.

    Luego, cada vez que elegimos a uno de los tres luchadores, debemos seleccionar el tipo de asistencia que van a realizar: alpha, beta y gamma. Cada una de ellas lleva una pequeña descripción en cuanto a su alcance y dirección, para que no tengamos que elegir ciegamente. Una vez en el combate las condiciones son las de siempre, siendo la mayor novedad el llamado "X Factor". Es una habilidad que podemos activar en cualquier momento pero solo una vez en cada combate durante un tiempo limitado, y nos permite realizar un ataque demoledor, pero cuya efectividad depende del momento en el que lo usemos, por tanto, se vuelve más efectivo cuando nos quedamos sin personajes y estamos desesperados, por lo que su uso le da un toque estratégico a los combates.

    20112393325_7.jpg
    Un tanto decepcionante en cuanto a modos de juego

    Después de varias tomas de contacto con él en diferentes ferias y la beta de enero en la que solo podíamos combatir una y otra vez, teníamos curiosidad por ver los modos de juego y las opciones, y la verdad es que en lo primero nos hemos llevado una pequeña desilusión. Al iniciar se nos delimitan claramente los modos sin conexión y online, y podemos acceder a nuestra licencia.

    En esta vemos los puntos que hemos conseguido, nuestro estilo de combate, todas las estadísticas –desde las victorias y las derrotas hasta las veces que hemos usado a cada personaje-, elegir una imagen de jugador, podemos diseñar hasta tres equipos para luego usar en los combates, y también contemplar los títulos obtenidos. Estos son una especie de logros internos que se consiguen usando cierto número de veces un personaje o consiguiendo una cantidad determinada de puntos, y hay suficientes para mantenernos entretenidos durante una temporada consiguiéndolos todos -290-.

    20112393325_4.jpg
    En los modos sin conexión encontramos Arcade, que no necesita presentación, en el que tenemos que superar varios combates hasta llegar al enemigo final, Galactus, un combate algo especial dividido en dos partes. En Versus tendremos la posibilidad de enfrentarnos a un colega de manera local, y en Entrenamiento podremos practicar todos los movimientos, siendo muy completo y versátil ya que nos dejan modificar multitud de variables, pero no hubiera estado de más un tutorial, para que los nuevos jugadores de la franquicia se familiarizaran con las dinámicas de juego. El modo quizás más original o atípico es Misiones. Aquí tendremos diez misiones por personaje, y estas consisten en realizar una secuencia de movimientos, siendo estos –lógicamente- cada vez más difíciles y complejos, y que nos pueden servir para entrenarnos y conocer más en profundidad a cada personaje.

    Después de los espectaculares episodios en forma de vídeos que nos ha ofrecido Capcom estos meses, parecía que el juego iba a contar con una historia tras de sí, por primera vez en la serie, y que los hilos argumentales de ambos universos iban a quedar unidos de alguna manera, aunque fuera ligera, pero que muchos agradecerían. Es decepcionante comprobar que no hay apenas nada de eso, que solo se incluye un vídeo más que no habíamos visto –espectacular eso sí-, y que no se han atrevido, por pequeño que sea, a incluir un modo historia, ya que los finales de los personajes, que consisten en tres ilustraciones con unos textos, nos saben a poco, a pesar de que en algunos casos tienen su gracia y resultan sorprendentes (nos ha gustado especialmente, entre otros, uno en el que aparece Phoenix Wright).

    2011127164257_11.jpg
    El modo online en esta versión para la prensa funciona sin problemas, pero no podemos valorarlo, siendo el momento adecuado para comprobar lo bien que funciona cuando miles y miles de jugadores por todo el mundo le están pegando fuerte al juego. Si os podemos mencionar algunas de sus opciones, como la búsqueda y creación de lobbys, y como ya se viene diciendo, la decepcionante ausencia de un modo espectador, y también de repeticiones. Debido a esto y a que lo vemos un poco pelado en cuando a modos de juego y opciones –entre otras cosas- nos vemos en la obligación de transmitiros una corazonada, y es, a pesar de no querer ser mal pensados, que volvemos a intuir –al igual que con los personajes- la alargada sombra de los contenidos descargables de pago, ya que da cierta sensación de que han levantado el pie para no incluir ciertos modos, para ser incluidos posteriormente.

    Las opciones de configuración son muy completas, y podemos modificar a nuestro antojo la posición del HUD, cambiar las voces por defecto de nuestros personajes de manera individual, ya sea al inglés o al japonés –solo con los personajes de Capcom-, configurar los efectos de sonido y la música como clásicos o dinámicos, activar o desactivar los comentarios en los combates, configurar el mando cómo queramos, en fin, unas opciones muy completas donde no echaremos en falta nada. Por último nos queda mencionar la galería, que alberga todos los vídeos, biografías, finales, arte y sonido que incluye el juego, y que se va completando poco a poco.

    2011117174122_26.jpg
    Una delicia visual, aunque no tanto musical

    Antes de entrar en tecnicismos, decir que el juego luce espectacular, siendo uno de los títulos de lucha más vistosos que nos hemos echado a la cara nunca. Capcom vuelve a hacer uso de su motor gráfico creado para esta generación de consolas, MT Framework, con el que vuelven a demostrar su versatilidad y el ser una de las pocas compañías japonesas que se han sabido adaptar correctamente a Xbox 360 y PlayStation 3.
     

Comparte esta página